Por más profesional que se seas, hay historias que tocan fibras de los periodistas. Son seres humanos con sentimientos igual que todos. Ser presentador de noticias, no te permite muchas veces mostrar tus emociones.

Esta vez, en plena entrevista a sobrevivientes de la masacre en una iglesia de Texas, la hondureña Satcha Pretto no contuvo las lágrimas y la tristeza al escuchar a las personas que presenciaron la matanza, especialmente cuando describieron cómo los más pequeños pedían al asesino que no disparara. La escena nos parte el corazón a todos. 

Sus compañeros fueron a consolarla, y ella aún no se reponía del impacto de la noticia, pues la crueldad del asesino fue indescriptible. 

Nuestras condolencias a familiares y allegados de los fallecidos en la peor matanza en una iglesia de Estados Unidos.