El concierto que ofreció Enrique Iglesias en Santander, España, dejó a varios fans con mal sabor de boca. Y es que según varios reportaron en sus redes sociales, el ídolo español hizo "play back" en la mayoría del concierto que dio junto a Pitbull.

La gente gritaba: "Manos arriba, esto es un atraco", pues se sintieron que pagaron demasiado por las entradas, cuando según ellos no cantó en vivo.

Juzga por ti mismo.